RESEÑA: Las 2 vidas de Lucía (Astrid Gallardo)


¡Hola chicos!

La reseña de hoy es sobre el libro Las 2 vidas de Lucía, de Astrid Gallardo.
La autora, madrileña de nacimiento, es licenciada en Ciencias Empresariales y Máster Executive MBA en el Instituto de Empresa, conociendo, por tanto, muy bien el ambiente que rodea a las grandes empresas, como el bufete de abogados en el que trabaja Lucía.
Sin embargo, su auténtica vocación es la escritura, y ha escrito cuatro obras: Bailar, Amar,Vivir; No te olvides de mí; Las 2 vidas de Lucía y por último la más reciente, Un amor casi perfecto, cuyo link os dejo aquí por si queréis más información.



Conocí a esta autora a través de Twitter, y, cuando me mandó un correo acerca de sus libros, me interesó bastante Las 2 vidas de Lucía.
Es un libro que se enmarca en la categoría "chick-lit", pero en mi opinión esconde ideas muy profundas que nos hacen reflexionar bastante, como iréis descubriendo conforme vayáis leyendo esta reseña.

La portada es simple, podemos ver a Lucía sobre un fondo gris, quizás no es de esas portadas que te llamen muchísimo la atención, pero la verdad es que no sé qué otra cosa podía haber aparecido reflejada, si no es nuestra protagonista. 

Lucía es una abogada de éxito, tiene un buen trabajo, un buen jefe, buenos amigos y un marido y tres hijos maravillosos. ¿Qué más le podría pedir a la vida?
Todos pensarían que una mujer, si deja de trabajar voluntariamente, es para encargarse de criar a sus hijos; Lucía, sin embargo, pasa esos estresantes años compaginando trabajo y maternidad, y decide renunciar a su puesto de trabajo para pasar más tiempo con su familia, ya que pueden vivir cómodamente con el sueldo de Manuel, su marido.

Este aspecto no fue mucho de mi agrado, Manuel no me cayó bien desde el principio. Me parecía un hombre bastante dominante, y ella no hacía más que repetirse que dejaba el trabajo por el bien de todos, para poder dedicarse ciegamente a su esposo e hijos. Y, sin embargo, tras hacerlo, se siente vacía, como si le faltara algo. El trabajo era algo que la llenaba, que la hacía sentirse una mujer realizada y completa. ¿De verdad había tomado la decisión correcta? Esta es una pregunta que nos acompañará buena parte de las primeras páginas.
A lo largo de la novela iremos conociendo a varios personajes que forman parte de la vida de Lucía, algunos que siempre la acompañan (su mejor amiga Marina, su jefe Alberto o la hermana de este, Marta) e irán apareciendo antiguas amistades en su vida, gracias a la red social Facebook (en la que le sucederá una graciosa anécdota, que seguro que a más de uno le ha pasado, jajajajaja).

                                                                            Las primeras impresiones que me llevé del libro fueron bastante buenas; se leía muy rápido por la abundancia de diálogos y el lenguaje tan familiar utilizado por la autora, no hay cambios de registro propiamente dichos, quizá sí tonos más o menos formales.
Con un ritmo tan fluido, tardé apenas dos días en leérmelo; en una hora tenía casi leído la mitad del libro. Es una historia que te engancha, porque que te hace querer saber más sobre la trama. 
Puede que, como el libro está contado desde la perspectiva de una mujer de 40 años, me costara ponerme un poco más en situación, ya que la mentalidad de un adolescente nunca va a ser la misma. Sin embargo, tiene problemas que podría tener cualquier persona a esa edad, e incluso cualquier persona, por lo que es muy fácil empatizar con ella. 
Aunque al principio parezca que va a ser una novela poco realista, por la perfecta vida de Lucía, veremos que no todo va a ser un camino de rosas, como ya nos adelanta el título. No una vida, sino dos.

Uno de los aspectos que más me ha gustado de esta novela es la referencia a la ELA (esclerosis lateral amiotrófica), que es exactamente la enfermedad que padece el gran Stephen Hawking. Esta enfermedad es una enfermedad degenerativa de tipo neuromuscular. Se origina cuando unas células del sistema nervioso llamadas motoneuronas disminuyen gradualmente su funcionamiento y mueren, provocando una parálisis muscular progresiva de pronóstico mortal. En la ELA, las funciones cerebrales no relacionadas con la actividad motora, esto es, la sensibilidad y la inteligencia, se mantienen inalteradas. 
La enfermedad afecta, especialmente, a personas de edades comprendidas entre los 40 y 70 años, más frecuentemente en varones y entre los 60 y 69 años. 
                                                                                                                                                              La novela nos conciencia sobre lo importante que es la investigación de nuevos tratamientos y curas ya no solo en esta enfermedad, sino en el máximo número posible de ellas. Si os confieso algo, sí, me gustaría estudiar medicina, pero también me gustaría usar esos conocimientos para poder encontrar vacunas contra virus mortales o curas contra este tipo de enfermedades. Todos tenemos un gran sueño, ¿no?
Claramente, el amor es uno de los temas centrales también de la novela. Puede que yo esté acostumbrada a leer más sobre el amor adolescente, pero, ¿qué más da que sea en personas de 17 años o en personas de 40? El amor es, simplemente, amor, y no tiene edad.

Es un libro que me ha sorprendido gratamente y que, además, me ha hecho aprender nuevas cosas y abrir más los ojos ante el mundo que nos rodea. Además, a parte de las citas anteriores, me he llevado otras muy buenas, ambas pertenecientes a Paula, una chica muy joven que padece ELA, e irá convirtiéndose poco a poco en un pilar básico en la vida de Lucía, a pesar de la diferencia de edad que las separa.

 "Hay mucha gente que no tiene algo tan básico como el cariño, pero ya sabemos que vivimos en un mundo de desigualdades, de ricos y pobres, de muy ricos y muy pobres y esas diferencias se agravan en enfermedades como estas que requieren tantas atenciones. Sé que no puedo cambiar mi final ni alterar mi futuro, pero sí puedo seguir viviendo con ganas"

"La felicidad está ahí, Lucía, esperándote. Solo hay que saber mirar para poder verla"

¿Lo habéis leído? ¿Os animáis? ¡Nos leemos!

Además, os cuento, para finalizar, que la semana que viene, exactamente el martes, será la presentación del libro "Un amor casi perfecto", ¡firma de libros inclusive!

Mostrando PRESENTACIÓN UN AMOR CASI PERFECTO.jpg



Comentarios

  1. Me gustan bastante este tipo de libros y lo que cuentas pinta bien!

    Besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustan los libros así, ¡te lo recomiendo 100%! Besos<3

      Eliminar
  2. Tiene muy buen pinta, ¡me lo apunto!
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás qué te ha parecido si lo lees ^^
      ¡Besos!

      Eliminar
  3. ¡Hola, hola!
    La verdad es que no me llama demasiado la atención, pero genial reseña ^^
    Besitos<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No nos puede gustar a todos lo mismo! Jajajajaja
      Gracias guapa<3

      Eliminar
  4. se ve bastante bien, vamos a ver si logro conseguirlo :)

    ResponderEliminar
  5. No me llama nada la atención, ya que este no es un tema que me apasione, aun así la reseña es muy buena, y animo a todos los amantes de este tema a leerla.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Qué buena reseña, a mí me gusta que hable de temas profundos aunque su género sea chick-lit, me ha gustado mucho. Todos tenemos esos sueños Marina, ojalá en un futuro sea así *_*
    Besitos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Holaaaa!
      A mí, los temas profundos, me vuelven loca. Y casi literalmente, porque empiezo a pensar y a darle vueltas a las cosas y no paro jajajajaja
      ¡Espero verme muy pronto con la bata blanca!
      Besos<3

      Eliminar
  7. ¡Hola! Viendo la reseña tiene buena pinta y me apetece leerlo!
    un abrazo! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Espero que te animes, ¡está bastante bien!
      Besos❤

      Eliminar
  8. A mi no me llama mucho porque no es un género que me guste aunque la reseña me ha gustado
    Mil besos^^

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por comentar!
Leeros siempre me saca una gran sonrisa, ¡os lo prometo!
Intentaré responderos siempre que pueda, pero a veces se me puede poner difícil por falta de tiempo...